Las debilidades de un editor falangista

Cuando en abril de 1952 John Steinbeck visitó España, hizo un gran descubrimiento: su obra, lejos de estar prohibida, había sido publicada por una generación de ardientes y declarados editores falangistas. Muchos de los nombres más importantes del mundo editorial español, como Planeta, Destino o Luis de Caralt, fueron falangistas militantes. También el pop vivió algo parecido en aquella oscura y, a veces, extraña política cultural franquista

Leer más
El otro 11-S

Estados Unidos vivió otro 11-S. En aquella ocasión, el Empire State estuvo a punto de venirse abajo mientras el hilo musical siguió funcionando y se pensaba en un ataque de los temidos kamikazes japoneses

Leer más
articulosServando Rocha