Obra publicada

La Horda

Una revolución mágica

La Felguera Editores (2017) | 560 pags.

«Nunca acabará. Jamás habrá paz. No mientras ellos existan. No mientras nos neguemos a darnos por vencidos». 1623, París está en guerra. Hay espías en cada esquina y miembros de los temidos Despiertos han puesto precio a la cabeza de los escurridizos Invisibles (también conocidos como la Universidad Oculta o el Colegio Invisible), pertenecientes a La Horda, una constelación de grupos rebeldes y forajidos a través de los tiempos. Los Invisibles, sin embargo, no están solos. La ciudad, convertida en un laberinto lleno de peligros, pasadizos y territorios ocupados («La ciudad tiene sus propios planes, su particular tablero secreto. Siempre hay  resurrecciones a la vuelta de la esquina. Porque nombrar algo es hacerlo retornar, lo mismo que soñarlo o evocarlo a medianoche», advierte el narrador), está controlada por una red de grupos, como la Orden de la Serpiente o La Banda Negra, entre otros, y las emboscadas se suceden. Todo parece precipitarse hacia la insurrección total: los cometas anuncian el final, tropas mercenarias extienden el terror, alquimistas y magos se han puesto al servicio de unos y otros. Mientras Europa se encuentra sumida en el caos y la destrucción provocados por la Guerra de los Treinta Años, varias facciones de revolucionarios, usando armas mágicas y un extraño libro llamado Arcadia, han decidido fundar el reino de Dios en la tierra y combatir al papa, al que consideran el Anticristo.

Estamos en 1983, en Londres, y esta historia oculta ve la luz gracias a la enigmática figura de Morgana, que desaparece misteriosamente tras la explosión de su apartamento. Su legado, el llamado Manuscrito Morgana, afirma que La Horda ha contado con agentes como Giordano Bruno, John Dee, René Descartes, Mijaíl Bakunin, William S. Burroughs o Alexander Trocchi, entre muchos otros, y que la guerra invisible continúa aquí y ahora. «Es muy posible que hayas leído sobre muchos de estos grupos —narra Morgana—, pero hasta la fecha jamás se han revelado sus conexiones y la trascendencia de su misión. Existen referencias a la existencia de La Horda desde los tiempos de Simón el Mago e incluso mucho antes, en los textos ancestrales atribuidos a Zoroastro, en Persia, o Fo-Hi, en China. Sus miembros, sin embargo, han estado cerca de ti, más de lo que te imaginas. Incluso puede que te hayan hablado, lanzado señuelos o dejado pistas en el camino». Desde entonces, el investigador James H. Blames ha seguido el rastro de Morgana de forma obsesiva, sin sospechar que tras este se esconde un peligro absolutamente real.

Servando Rocha ha escrito una monumental novela trampa donde la ficción se mezcla con el ensayo, y viceversa, hasta convertirse en un objeto dañino, un moderno mapa del tesoro compuesto por decenas de entradas de diario, ensayos o epistolarios, el legado maldito de una verdadera Comunidad Secreta, todo eso que alguna vez sospechaste o soñaste con que fuese real. Porque «todo final es un principio y todo principio es también el final de algo. Así que no busquéis vencedores ni vencidos, porque la batalla se sigue librando ahora y aquí mismo».

«Si el viajero oculto cree que se encuentra en la región de Netzah, la esfera de Venus, y ve un caballo o un chacal, sabe que algo ha ido mal. El caballo pertenece a Marte, y el chacal es una bestia de la Luna»

Black arts, Richard Cavendish

«Era una raza de hombres libres / La que atacaba la colina / Donde los insurrectos / Luchaban hasta morir»

Paralelo 42, John Dos Passos

LA HORDA. Una revolución mágica from La Felguera Editores on Vimeo.

 

El Ejército Negro.

Un bestiario oculto de América.

La Felguera Editores (2015) | 440 pags.

ESTA ES LA HISTORIA SECRETA DE AMÉRICA. Una obra oscura, monumental e hipnótica, un ensayo que va difuminándose hasta leerse como un sorprendente western o una novela de aventuras. El Ejército Negro. Un bestiario oculto de América arranca con una imagen poderosa y original: cowboys y forajidos como Nat Love o Isom Dart (ambos negros y, por tanto, abocados a una vida de constantes peligros) comparten fuego con miembros de bandas negras motorizadas, descubriéndonos su historia y el surgimiento del mito, tan genuinamente americano, del motorista como el último rebelde gracias a películas como ¡Salvaje! o Easy Rider y series como Sons of Anarchy. El autor, recordando al escritor gonzo Hunter S. Thompson, viajó hasta Oakland, California, para conocer a los Dragones de la Bahía del Este, el clan negro sobre ruedas más legendario y también más longevo de todos los tiempos, una Tribu del Trueno formada por outlaw bikers (motoristas forajidos) a bordo de espectaculares Harley-Davidson y que cuenta con un fascinante pasado: vivieron la época beatnik y el movimiento hippie en San Francisco, abrazaron el black power y se aliaron con los Panteras Negras, que soñaron con convertirlos en su particular guardia motorizada. Incluso fueron protagonistas de una inusual relación con sus vecinos los Ángeles del Infierno (Tobie Gene, a quien el autor conoció personalmente y presidente del club, durante décadas ha sido amigo del mítico Sonny Barger, fundador del capítulo de Oakland).

Servando Rocha accedió a su mundo, tradicionalmente hermético e incluso peligroso, bailó con el dragón y ahora nos lo cuenta en una obra que corta la respiración. Bienvenidos al desconocido mundo de las logias negras sobre ruedas y el otro Salvaje Oeste, nada más y nada menos que el Bestiario Oculto de América.

«El aparcamiento se llenó con unas veinte motos grandes de resplandeciente cromado montadas por el grupo de negros de pinta más salvaje que he visto en mi vida». Hunther S. Thompson.

«Serían animales en cualquier sociedad. Son forajidos que deberían haber nacido hace cien años, entonces habrían sido pistoleros». San Francisco Chronicle.

*Puedes ver el book-trailer aquí: https://vimeo.com/122356848

*Premio al mejor libro del año 2015 por la Asociación de Libreros de Madrid*

*Prensa:

«Una vibrante biblia de culto sobre la contracultura negra» El Confidencial

«Una pequeña obra de arte» Directa

«Servando Rocha ha construido una continuación de la época del Lejano Oeste en el siglo XX personificada en los grupos de motoristas forajidos, que cambiaron el caballo de los vaqueros por la Harley» Infolibre

«Una obra, oscura, monumental e hipnótica» Público

«Es nuestro Hunter S. Thompson» Javier Gallego, Carne Cruda

«Una joya» La Jungla de las Letras

«Un excepcional relato en el que hábilmente hilvana la historia del club con la de los forajidos del Salvaje Oeste, con el asesinato de la Dalia Negra, el movimiento hippie, sectas apocalípticas, drogas o los Panteras Negras» La Huella Digital

«Un trabajo profundo y muy documentado en un mundo hermético e inaccesible […] ¡Chúpate esa Hunter S. Thompson!». Radio 3, Hoy empieza todo

«Jóvenes, veteranos, vaqueros, motoristas… El ejército negro es un trabajo en el que pasado y presente se dan la mano» Eduardo Bravo, Yorokobu

«Este libro me merece tanto respeto […] Proporciona luz a la oscuridad» Bikergaraje.com

«Un tratado magistral a modo de ensayo que podríamos ubicar en nuestra estantería junto a las mejores obras del Nuevo Periodismo o del periodismo gonzo y subiría el nivel de la balda en que se encontrase […] Una auténtica biblia». Culturplaza.com

«Para los moteros es imprescindible; para los no moteros también […]. Magistral» José Luis Angulo

«Historias de razias, historias de muertes, historias de brutales enfrentamientos, historias de héroes y de borrachos, de traidores y juegos ocultos […] una historia inquietante y legendaria» Robert Juan-Cantavella, Revista Otra Parte

«¡Otro periodismo es posible… y va en Harley Davidson!» Indienauta

«Una auténtica biblia del género» La Soga

«Una obra densa, con muchas ramificaciones, y tan intensa que por momentos amenaza con estallar en nuestras manos como una bomba de relojería» Dani Morell, el pájaroburlón.com

«Un ensayo que navega a través del tiempo y en el que, una vez sumergidos, nos sentiremos uno más en la familia de la contracultura» Mondosonoro

*Datos: ISBN 978-84-942187-8-1 | 140 mm x 210 mm | 440 páginas | 23 euros | Colección Memorias del Subsuelo | Fecha de publicación 6 /4 /2015.

 

El Ejército Negro. Un bestiario oculto de América from La Felguera Editores on Vimeo.

 

Nada es verdad, todo está permitido.

El día que Kurt Cobain conoció a William Burroughs

 | Alpha Decay (2014) | 380 pags.

La leyenda cuenta que «Nada es verdad, todo está permitido» fueron las últimas palabras que pronunció antes de morir Hassan-i Sabbah, mítico líder de la antigua y oscura secta de Los Asesinos. William Burroughs, obsesionado con éste, aseguró que la frase era una contraseña mágica: «Se dice que un iniciado que desee conocer la respuesta a cualquier pregunta -afirmó en una de sus obras- sólo necesita repetir estas palabras cuando se duerme y la respuesta llegará en un sueño». A comienzos de los años noventa, el escritor seguía considerando a Sabbah como uno de sus mentores. Su escandalosa vida y la radicalidad de toda su obra lo habían convertido en un símbolo para rebeldes y anarquistas, llegando a ser uno de los precursores ideológicos del movimiento punk. Entonces, el mundo se rendía ante Nirvana, considerada la última gran banda de rock and roll y Kurt Cobain, su cantante, el profeta de una nueva generación.

Tras la muerte del cantante, ocultas entre cientos de páginas y cuadernos manuscritos, aparecieron cuatro hermosas fotografías en las que se le veía paseando en compañía de Burroughs. Cada una de las fotografías, hasta entonces desconocidas, contaban su propia historia. También encerraban un misterio. Habían sido tomadas en octubre de 1993, cuando Cobain cumplió su gran sueño: visitar a Burroughs, su mayor héroe y una de sus más importantes influencias.

En Nada es verdad, todo está permitido. El día que Kurt Cobain conoció a William Burroughs, desfilan viejos cantantes de blues como Son House, Robert Johnson o Skip James, junto a la permanente sombra del gran Leadbelly, el legendario ladrón Jack Black, la historia del forajido William Quantrill o la figura de los falsos predicadores. El libro es un recorrido por una parte importante del siglo veinte, centrándose en las conexiones entre dos de sus principales héroes (Burroughs y Cobain) e indagando en la relación entre música y subversión, arte y rebelión. En sus páginas, escritores outsiders, músicos y artistas oscuros, comparten un mismo fuego y bailan en torno a la figura de Burroughs, quien parece hablarles, como si fuesen ellos los destinatarios de la dedicatoria incluida en Ciudades de la noche roja: «A todos los escribas y artistas y practicantes de la magia a través de los cuales se han manifestado estos espectros… NADA ES VERDAD. TODO ESTÁ PERMITIDO».

Alpha Decay publica Nada es verdad, todo está permitido coincidiendo con la fecha en que se cumplen cien años del nacimiento de Burroughs y veinte años de la trágica muerte de Cobain.

 

 [Prensa]

«Servando Rocha publica Nada es verdad, todo está permitido, un libro donde se adentra en la misteriosa relación entre el novelista y el cantante, que este año cumplen, respectivamente, el centenario de su nacimiento y el veinte aniversario de su muerte.» JAVIER ORS, La Razón

«En las páginas de este libro, escritores outsiders, músicos y artistas oscuros comparten un mismo fuego y bailan en torno a la figura de Burroughs.» CARMEN SIGÜENZA, EFE

«Un ensayo que encierra las claves de cómo Cobain, en busca de la sagrada voz de su icono literario, solo encontró a un hombre que desde finales de 1981 vivía en la tranquila Lawrence, en Kansas, a base de dosis diarias de rutina, amor de su gato y metadona.» ELSA FERNÁNDEZ-SANTOS, El País

«El escritor canario vuelve a dar muestras de su curiosidad por los dioses de la subcultura en esta narración del encuentro entre William Burroughs y Kurt Cobain, en la que se apoya para dar un repaso a momentos básicos en el devenir del siglo pasado.» Zona de Obras

«Un ensayo fascinante que, al más puro estilo de Greil Marcus en ‘Rastros de Carmín’, ofrece una historia alternativa y paralela del siglo XX a través de las conexiones, muchas veces invisibles, que se producen entre elementos alejados y sólo reunidos por el azar. […] Para Servando Rocha todo está permitido (sólo faltaría) y saca jugo fresco para más de 300 páginas que se consumen como el más adictivo de los estimulantes. El resultado es absorbente, abriendo de paso la puerta a pensar el siglo XX de manera distinta a como creíamos que fue.» JAVIER BLÁNQUEZ, El Mundo.es

«Un volumen del incansable activista político-cultural Servando Rocha (fundador del Colectivo La Felguera) que investiga las conexiones entre el novelista y el líder de Nirvana, proponiendo un interesante recorrido por la cultura del Siglo XX.» EDUARDO GUILLOT, Valencia Plaza

«Una compilación de ensayos hilvanados a partir de las complejas existencias de Burroughs y Kurt, una crónica cultural sobre todo aquello que latía por debajo de “la realidad”. Se trata de un cúmulo de historias diseccionadas y en apariencia desvinculadas cuyos datos acaban casando a la perfección y escriben la historia musical, literaria, artística y social de una época convulsa.» Le Cool

«Un ensayo sobre la historia subterránea del pasado siglo, donde la narración enragé del escritor y activista Servando Rocha persigue los Rastros de carmín -en la línea del imperdible ensayo de Greil Marcus (Anagrama, 1999)- de la otra realidad de nuestra reciente historia.» DANIEL ARJONA, El Cultural.es

«Con una erudición asombrosa y una capacidad clarividente para conectar puntos, Servando Rocha estudia en profundidad las figuras de Burroughs -desde el trágico acontecimiento del homicidio involuntario de su mujer en México, de un disparo a lo Guillermo Tell, hasta su encuentro en Kansas con Kurt- y de Cobain como maestro y alumno de una manera de entender el arte. […] El día en que Kurt Cobain conoció a William Burroughs se alinearon muchos astros, y la conjunción queda explicada en este libro hipnótico.» JAVIER BLÁNQUEZ, Playground

«Aunque hayamos leído bastante a Burroughs en España, lo hemos hecho mal, y quizás sus lectores no tienen aún la verdadera imagen de lo que es este gran escritor de verdad, fuera de sus escándalos, adicciones o inclinaciones sexuales. El libro de Rocha es una guía y una iluminación para adentrarnos tanto en su obra como en la cultura del siglo XX, muy distinta de esta de ahora.» ANTONIO BORDÓN, La Provincia

«Una retrospectiva de la història de referents, connexions, idees, vicissituds, circumstàncies, rebel•lions, actituds, creacions i relació que vincula a l’escriptor i al músic, generant un torrent de reflexions, dades, apunts, vivències i documents que recorre, sí, he endevinat, les vides dels artistes i la dels seves influències, configurant un collage de la història de la cultura popular del segle XX.» DANIEL BOSSIO, BCNCultura.cat

«Servando Rocha ha trazado “con el corazón en una mano y una navaja en la otra” una genealogía de la contracultura a partir de la enigmática figura del autor de El almuerzo desnudo.» RUBÉN PUJOL, Rolling Stone

«Una intrahistoria de la cultura norteamericana del siglo XX. […] Este libro destaca por su habilidad para redimensionar e introducir nuevas claves con las que entender el personal universo artístico de Burroughs y Cobain.» JUANP HOLGUERA, Rockdelux

«El recorrido establecido en este templo del nihilismo de más de trescientas páginas se convierte en un perverso aliado para tus más insurrectas alucinaciones.» Tendencias

«Un auténtico artilugio literario de conexiones. Hay misterio, aventura, música, drogas… un suceso en apariencia fútil se transforma en una pelota de goma que rebota sin parar, y a lo largo de casi 400 páginas, en todas las paredes de la historia reciente.» ALBERTO GAYO, Interviú

«Rocha une puntos invisibles, sigue pistas, tira de hilos, hace coincidir puntos comunes o coincidencias hasta que, en algún punto indeterminado, logra dotar de orden al conjunto en su particular sentido interno.» The Sky Was Pink

«No es de extrañar que Rocha haya cogido este hechizo para estructurar una novela por la que circulan desde cantantes de blues como Leadbelly hasta ladrones como Jack Black, pasando por forajidos y predicadores de la más diversa calaña. Todo ello para explorar las fronteras entre arte y subversión, entre música y rebelión.» Fantastic Plastic

«Sobre el encuentro ocasional entre Cobain y Burroughs y los testimonios fotográficos conservados del mismo orbita este fascinante libro, creando una productiva red de círculos excéntricos que examinan el acontecimiento desde una enciclopédica multitud de enfoques y líneas de fuga.» JUAN FRANCISCO FERRÉ, Diario Sur

«Un libro que se desarrolla en torno a un instante, un encuentro de dos individuos que representaban lo más intenso de diferentes momentos y generaciones, y que da pie a iniciar un viaje, en apariencia anárquico, por los márgenes de la cultura y junto a sus protagonistas. […] Un relato que salta en el tiempo aprovechando los túneles de doble recorrido que la historia posee, y que como las galerías subterráneas sólo están disponibles para el observador atento.» DANIEL BERNABÉ, Leer.com

«A través de esas dos figuras se podía trazar una historia que une fascinación, arte, punk rock, magia, control mental, drogas y la oposición a los poderes establecidos. Solo hacía falta alguien que fuese capaz de ver todas esas conexiones, alguien que fuese capaz de unir esos y otros muchos puntos. Servando Rocha, como Greil Marcus en ‘Rastros de Carmín’ o ‘Mistery Train’, es capaz de ver estas uniones invisibles que le sirven para seguir el rastro de una historia fascinante que avanza y retrocede en el tiempo.» GUILLERMO ARENAS, Numerocero.es

«Servando Rocha hace ahora el papel de Jack Skellington, recuperando la pavorosa figura de William S. Burroughs para la izquierda post15M, esa que intenta reemplazar los viejos discursos y prácticas por otras nuevas. Y es que la figura de Burroughs es toda una pesadilla.» DAVID GARCÍA ARISTEGUI, La Marea

 

 

 

 La Facción Caníbal. Historia del Vandalismo Ilustrado

| La Felguera Editores (2012) | 524 pags.

 

En algún lugar, el controvertido escritor Ezra Pound afirmó que “el hombre que lee debería estar intensamente vivo. El libro debería ser una bola de fuego en su mano”. La Facción Caníbal. Historia del Vandalismo Ilustrado, una extensa y detallada cartografía en torno al arte, el terror y el radicalismo político, es precisamente ese tipo de libro. Su estructura y trama lo sitúa en el terreno de los artefactos culturales: se trata de un ensayo narrado como si fuese una historia viva, con continuos cambios de escenarios, épocas y también protagonistas, y donde los cantantes de rock and roll parecen hablar a los grandes maestros del crimen, o viceversa.Estamos en los años anteriores a la Revolución Francesa, concretamente en los disturbios de Gordon (los mayores en la historia de Inglaterra). William Blake, tras sumarse espontáneamente a una turba dispuesta a incendiar la ciudad, se siente eufórico. Los hechos parecen confirmar sus oscuras visiones e ideas. Un asustado Edmund Burke, de quién el autor toma su rompedora teoría de lo “sublime” para situar el origen del terror moderno, se ve obligado a desenvainar su espada para así poder escapar. Londres está en llamas y el cantante Joe Strummer pone su banda sonora. Tiempo después, el célebre Thomas de Quincey advertirá de la existencia de unas particulares sociedades integradas por “artistas del crimen” (Sociedad para la Promoción del Asesinato, la Supresión de la Virtud o el Fomento del Vicio, entre otras). A partir de ahí, desfilan movimientos de vanguardia (dadaístas, surrealistas y situacionistas), junto a revolucionarios jacobinos, punks, asesinos en serie, sociedades secretas o sectas apocalípticas. Siguiendo al poeta Yeats, la historia narra todas y cada una de esas “bellezas terribles”, al mismo tiempo que lanza al lector la pregunta de si acaso el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York no fue un magnífico espectáculo audiovisual. La obra de arte total.

La Facción Caníbal. Historia del Vandalismo Ilustrado describe la fascinación del arte por el crimen, donde Lord George Gordon o Walter Benjamin, Robespierre o Malcolm McLaren, Saint-Just o Guy Debord, las sesiones nocturnas de los clandestinos Clubs del Fuego Infernal o los crímenes de Jack el Destripador, funcionan como pasadizos históricos, túneles para bandidos y forajidos, lugares para el contrabando.

«Una documentadísima cartografía desde los años anteriores a la Revolución Francesa hasta nuestros días, por la que desfilan artistas de vanguardia (dadaístas, surrealistas o situacionistas), junto a revolucionarios jacobinos, asesinos en serie, sociedades secretas, sectas apocalípticas, grupos armados y hasta la misteriosa desaparición del científico Ettore Majorana. Una sorprendente e inédita historia en torno al radicalismo, la violencia y el arte» International Review

«Su banda sonora es el rock and roll. La Internacional del Vandalismo ya tiene su biblia negra» The new arts magazine

«¡Absolutamente perturbador! Es como si William Blake, Guy Debord y Johnny Rotten hubiesen quedado para tomar té y planear un asesinato» Radical vanguard magazine

«¿Fue el atentado terrorista contra las Torres Gemelas de Nueva York un gran espectáculo audiovisual? ¿Por qué nos fascina lo horroroso y demoníaco? Este libro responde a estas preguntas y a muchas otras» Gaceta del arte

Puedes ver el book-trailer aquí

«La Facción Caníbal. Historia del Vandalismo Ilustrado es una suerte de cartografía entorno al arte, el terror y el radicalismo político. Un ensayo intrépido que mete las narices en la subcultura y el avant garde, generoso en anclajes que nos permiten interpretar y reflexionar sobre lo que hoy acontece. Tal y como explica el autor en el epílogo; “un intento por hacer de la historia algo más que una simple colección de hechos muertos». Intento conseguido”

Público

«Una súper-producción en forma de ensayo virtuoso, donde Fantomas y Jack el Destripador bailan con la carne muerta de Elvis o el desgarbado Sid Vicious entre los escombros de las Torres Gemelas»

Jordi Costa, La Vanguardia

«El autor esgrime un depurado método, una voz propia y autorizada, desplegando un sugestivo fresco sobre la fascinación por el terror y el crimen en las vanguardias a partir del S.XVIII […] Una narración histórica, pero también una aventura que puede leerse como una novela coral. Un Por Favor Mátame del otro proto-punk»

Jaime Gonzalo, Vice

«Una obra fabulosa, inspiradora y certera. No quiero que termine!»

Javier Calvo

«Un documentado libro que explora la fascinación que han experimentado creadores y pensadores por lo macabro […] ahí están los surrealistas, dadaístas y punks; Charles Manson, la banda Baader-Meinhoff y aquel hombre llamado Jack que destripaba prostitutas y acabó convertido en incóno pop»

El País

«Rocha pretende transformar nuestra mirada, empujarnos a ver el terror de frente, estéticamente, para desarticular nuestra perezosa pupila, nuestra dormida conciencia y nuestro paralizado activismo»

Revista de La Central

«Una obra fascinante, hipnótica y perturbadora, en la que Johnny Rotten pone la banda sonora a un discurso de Mussolini, en la que el canibalismo se mezcla con los atentados de las Baader-Meinhoff mientras suenan las risas que se oyeron el día del juicio contra los miembros de La Familia, la secta fundada por Charles Manson […] Lean La facción caníbal y pónganse de rodillas para rezar una oración por el alma de Myra Handley, que les observa desde la portada. El baile está a punto de comenzar»

Culturamas

«Servando Rocha ha escrito un libro que en realidad es un artefacto incendiario, un mecanismo de detonación»

Diagonal

«Ahora que Europa está en plena decadencia, La Facción Caníbal destripa la acción (la destrucción como actividad creadora, Bakunin dixit) del “lanzallamas dadaísta […] una sorprendente e inédita historia en torno al radicalismo, la violencia y el arte»

Zoom News

«Un apasionado repaso de la algarada callejera y el delito de sangre como bello arte y forma de acción política»

Mondo Sonoro

 

 

 

Mirad a vuestros verdugos
| La Felguera Ediciones (2009) | 220 pags.

 

Los Destripadores o el temible Sindicato de la Bomba son algunos de los nombres bajo los que se oculta Alex Leiah, el protagonista de esta novela, un joven de clase trabajadora con un solo objetivo en la vida: lograr que las aventuras acontezcan en un mundo en el que la aventura ya no es posible. Durante su frenético proceso de búsqueda se sucederán todo tipo de personajes: activistas armados, la figura del enigmático líder de los vorticistas ingleses Wyndham Lewis, estudiantes tomando universidades, un implacable y obsesivo inspector de policía, una chica autora de unas terribles pintadas o un particular fantasma (el vórtice) que perseguirá a Alex durante todo el relato. Estamos en 1969, en la ciudad de Londres, y la contracultura inglesa está ya dando paso a un nuevo tipo de rebelión.
Mirad a vuestros verdugos es una novela inspirada en el atentado de un grupo anarquista contra la furgoneta de la BBC encargada de retransmitir la gala de elección de Miss Mundo.

 

Nos estamos acercando. La historia de Angry Brigade
| La Felguera Ediciones (2008). 378 pags.

 

Hermanos y hermanas, ¿Cuáles son vuestros deseos reales? ¿Estar sentado en la cafetería, con la mirada distante, vacía,aburrida, bebiendo un café que no sabe a nada o, quizás, volarla o pegarle fuego (Angry Brigade, comunicado nº8)

 

Entre 1970 y 1972, un fantasmal grupo de activistas ingleses, conocidos como la Angry Brigade, atacó con explosivos y armas edificios del gobierno y residencias de diputados, así como amenazó directamente al entonces Primer Ministro Edward Heath, a quien le enviaron una escueta nota que advertía: Nos estamos acercando.

 

Surgidos a partir de las revueltas de 1968, muy pronto se convirtieron en el enemigo número uno de Inglaterra. Algunos investigadores han visto en el reconocible estilo de la Angry Brigade la base ideológica del posterior fenómeno punk y los Sex Pistols, pero también una implacable crítica posmoderna del mundo. No obstante, fueron mucho más que eso: convirtieron en reales las amenazas de un sector irreductible del activismo anárquico compuesto por enrages, outsiders y hippies radicalizados que declaraban la guerra de clases. La potencia de su discurso, bellamente formulado por medio de un puñado de furibundos comunicados, expresó el anhelo por superar la alienación contemporánea, así como puso punto y final al sueño hippie con la espectacular voladura de unos grandes almacenes de ropa. Esta obra, resultado de un inmenso trabajo de investigación, no sólo narra la historia del grupo, sino que es un completo recorrido por la generación post sesentayochista, la contracultura y el anarquismo. Además, traza un análisis discursivo que examina, pero también diferencia, la aparición de la agitación armada y el terrorismo.

 

 

Agotados de esperar el fin. Subculturas, estéticas y políticas del desecho
| Virus Editorial (2008). 176 pags.

 

De pronto, grupos de jóvenes exhibían un profundo desprecio hacia la figura del profesor, el policía o sus mayores. Pero sucedían cosas todavía más sorprendentes: ruido de cristales rotos en mitad de la noche, peleas y brillantes navajas rasgaban los asientos de los locales que programaban conciertos de rock and roll. El adolescente, como tal, apareció, y con éste, atroces visiones de grupos salvajes armados con motos y modern jazz , frenéticos bailes en la calle o en los pasillos del cine, cabellos cubiertos de grasa, droga como comunicación e interiorismo, cabezas rapadas, canciones que anunciaban un apocalipsis y colapso total inminentes, camisas rasgadas mostrando los malditos rostros de Bakunin o Charles Manson. Si James Dean o el desafiante Marlon Brando fueron los símbolos de toda una generación, la subcultura punk resucitó otros monstruos. Jack el Destripador parecía pasear su horrible figura por King´s Road…

 

El presente ensayo no deja de ser un borrador que debiera ser convenientemente completado y revisado, en defintiva: ser puesto contra las cuerdas de la dialéctica. Aún así, sus pretensiones son las de lograr leer lo que nunca fue escrito (Hofmannsthal) acerca del estilo punk y otras subculturas surgidas tras la Segunda Guerra Mundial, como la teddy boy, rocker, mod o skinhead. Igualmente, se exponen ciertas implicaciones que afectan a lo subcultural, como la estetización de la guerra y el concepto de desecho en el estilo y la moda.

 

Lo más complicado de tales planteamientos, como el indagar acerca del espíritu que subyace en las subculturas y el estilo es, igualmente, analizado desde lo posmoderno y el fin de la historia. Con estas breves palabras, ambiciosas por otro lado, ya pudieran entenderse las intenciones de su autor”.

 

 

 

Historia de un incendio. Arte y revolución en los tiempos salvajes: de la Comuna de París al advenimiento del punk
| La Felguera Ediciones (2006. 3ª edición en noviembre de 2008). 560 pags.
Historia de un incendio supone la primera y más ampliamente documentada aportación teórica en formato de libro acera del vibrante terreno de lo que se han denominado “corrientes utópicas” por parte de un autor español (Servando Rocha, Santa Cruz de La Palma, 1974). No sólo es una vuelta de tuerca al célebre trabajo realizado por autores como Greil Marcus (“Rastros de Carmín”, Anagrama) o Stewart Home (“El asalto a la cultura”, Virus), sino que parte de otro punto de vista, se dirige más allá de sus premisas y está escrito a la manera de una aventura arriesgada, militante e irreverente. Por medio de sus más de 560 páginas discurren y cohabitan los hechos, el ideario o el imaginario de románticos, terroristas rusos, surrealistas, situacionistas, anarquistas o activistas del rock and roll. Decenas de personajes se hablan entre sí y se nos describe cuál fue su “crimen” contra el arte y la cultura. Las historias se entrelazan, se proyectan hacia delante, en otras ocasiones retroceden y se construyen momentos poéticamente bellos como el derribo de la columna de la Plaza de Véndome durante los dias de la Comuna de París por el comprometido artista Gustave Courbet.
Los crímenes contra el arte se suceden y encuentran su explicación en una suerte de historia de subhistorias (las más importantes) en medio de la gran Historia, siendo expuestos siguiendo unos márgenes concretos más allá del academicismo artístico.
Es una obra llamada a perdurar, a colocar en su justo lugar los dispositivos incendiarios del surrealismo y del letrismo, del rock and roll en su rostro más dadaísta: la irrupción del punk, de la cruzada situacionista. No obstante, niega el fenómeno revival, aunque existe una cierta nostalgia según la afirmación del entonces surrealista Louis Aragón: “Fuimos unos alegres terroristas”.
Historia de un incendio presenta numerosos vasos comunicantes o pasajes; es deliberadamente una obra personal pero con una ingente cantidad de documentación que descubre tesoros ocultos, desempolva otros, actualiza algunos más, pero tiene el gran mérito de que, tras su lectura, logra transportar al lector/espectador al apasionante terreno de batalla del arte y la política que, en doscientos años de historia, ha sido considerado siempre de forma fragmentada, parcial, partidista o academicista.
Historia de un incendio podría ser un grueso libro de aventuras, un cuaderno accidentado de un viajero del tiempo que visita París, Zurich o Londres cuando el fuego devastaba sus cimientos o, mejor aún, un libro-arma que se lanza en el año 2006, en una época de saturación editorial a base de obras tan pasajeras como banales.

 

Los días de furia. Contracultura y lucha armada en los Estados Unidos (1960-1985). De los Weathermen, John Sinclair y los Yippies al Black Panthers Party y los Motherfuckers
| La Felguera Ediciones (2004). 120 pags. Descatalogado.

 

Rudi Dutschke, un activista seguidor acérrimo del padre de la revuelta estudiantil Herbert Marcuse, en 1968 diría, en medio de esta contienda, que “la burguesía no está condenada, como no lo estamos nosotros, a permitir que la historia discurra sobre ella como ciego acaecer, sino que puede, como nosotros, intervenir activa y autónomamente en el proceso de la historia para perpetuar la sumisión de las masas, la explotación y la miseria. Desde la C.I.A. hasta el Pentágono tienen una clara tendencia: la de aniquilar las fuerzas revolucionarias del mundo entero mediante todas las posibilidades organizativas y teóricas de la técnica más desarrollada a través de una lucha técnico-económica y militar”. Esta visión era, a grandes rasgos, la que impregnaba el espíritu de una práctica política que llevó a los Estados Unidos a ver como el Capitolio o el Pentágono eran atacados con explosivos por grupos, cuyos miembros, eran sus propios nacionales. La experiencia de los Weathermen -casi desconocida hasta la fecha en el estado español- o el inmenso trabajo teórico y organizativo de S.D.S., entre otros, muestran distintas formas de idear el cambio del mundo.

Deja un comentario